La interminable lucha contra Goliat

Tengo que admitir que escribir esto es algo que no me gusta. No soy una persona confrontativa, me adapto fácilmente a cualquier situación, muy pocas cosas me molestan y la verdad es que soy una persona que no se estresa por nada.
La economía puede estar mal, el mundo puede estar en guerra, los políticos pueden robarnos y mi mentalidad quizá algo egoísta me dice que lo que pasa tiene que pasar y a mí con tal de que me dejen hacer mi trabajo (cerveza) de la manera que me gusta, ósea bien; nada me importa. No soy una persona políticamente correcta, los que me conocen ya lo saben, me gusta mucho la atención y ser escuchado pero solo en temas que se que domino. Muchas veces me han ofrecido puestos honorarios en asociaciones importantes de cerveceros y todas las he rechazado;
detesto la política. Verán yo solo soy un humilde cervecero, estoy enamorado de mi trabajo (si es que pudiera llamarlo así) y lo hago muy bien. Me considero afortunado de haber podido encontrar mi pasión a una edad joven y dedicarle mi tiempo y vida a ella. Me pueden preguntar de todo lo relacionado al proceso, ingeniería, diseño, flujo, vida y equipo de una cerveza o cervecería y les puedo contestar fácilmente, pero no me pregunten de impuestos o administración porque mentiría.
(Para eso son los socios)
Conozco mi industria, he trabajado con cervecerías grandes, medianas y chicas. Tengo amigos en la industria por todo el planeta de los cuales he aprendido cosas invaluables. Sé cómo operan las grandes cervecerías, las independientes o “artesanales” y hasta las maquilas. ¿ A dónde voy con todo esto?
Si no eres cervecero a lo mejor no entiendes la relación que existe entre nosotros. Los cerveceros somos una raza extraña, podemos
ser de diferentes cerveceras competidoras y no importa, soltamos toda la sopa de nuestras recetas, procesos nuevos, descubrimientos que hacemos, etc. Es algo que otros integrantes de la cervecera o gente externa no entiende y quizá nunca lo harán hasta en convertirse en uno. Verán nadie nos entiende, nuestra vida gira alrededor de la cerveza y tenemos una obsesión por la perfección al estilo samurái. Casi todo el tiempo hablamos de cerveza así que poca gente nos aguanta,podemos ser arrogantes con gente fuera de nuestro tipo porque sabemos que no entienden. Para un cervecero solo existen tres cosas; Calidad, consistencia y una búsqueda inalcanzable por la perfección. Para mí un cervecero es alguien que hace cerveza literalmente, podrás llamarte cervecero por tener una empresa que maquile cerveza si quieres, o podrás ser CEO de tu cervecería, para un cervecero que se levanta temprano producir cerveza y se va tarde después de todo el desgaste físico que es producir cerveza buena y limpiar todo no eres un cervecero; simplemente para nuestra raza eres un respetable Licenciado..Te guste o no.
Muchos saben ya que no es secreto que soy asesor en producción de muchas cerveceras mexicanas independientes y algunas no independientes. He diseñado recetas cerveceras para cervecerías y maquilas nacionales y extranjeras. Como toda industria la maquila y comercialización de productos existe y ayuda a que crezca el consumo del producto a niveles macroeconómicos ya que crece la industria y nos beneficia a todos. Pero creo que al menos en México se esta prostituyendo un poco el tema de la cerveza independiente y a los cerveceros que luchamos desde el inicio de este nicho de industria si nos molesta y al menos a mi me indigna.
Empecemos.
Este movimiento de cerveza independiente acaba de iniciar en México aproximadamente hace 10 años. Déjenme les recuerdo o explico que al principio no era nada fácil ser un cervecero independiente, no que ahora lo sea pero antes la cosa estaba mas difícil. Las grandes cerveceras tenían duopolizado el mercado mexicano con contratos de exclusividad con sus clientes, los cuales nos limitaban la entrada a centros de consumo. Esto sin contar que pagan menos IEPS (impuesto especial sobre producción y servicios) que los cerveceros independientes. Por años los cerveceros independientes luchamos para que se reformara la ley de competencia y se eliminaran los contratos de exclusividad. En el inter nuestra forma de vender era salir a las calles a tocar puertas, educamos día a día a los consumidores acerca de estilos de cerveza, porque éramos independientes y lo que significaba.
Creamos alianzas entre cerveceros que fortaleció y creció nuestra industria de una manera sorprendente. Ganamos una pequeña lucha y la ley de competencia se reformo, se eliminaron muchas barreras y empezó nuestro boom cervecero.   Las cervecerías grandes al verse algo derrotados hicieron lo más inteligente, se subieron al tren. En el inter de la lucha Heineken compro Cervecería Cuauhtémoc y Modelo fue adquirido por ABInbev lo que nos dejo a las cerveceras independientes como las únicas cervecerías realmente mexicanas. Estos gigantes cerveceros ya llevaban unos años sufriendo una disminución global de porcentaje de mercado debido al boom cervecero independiente en todo el mundo. Lo que ellos hicieron fue muy inteligente, empezaron a comprar cerveceras independientes en todo el mundo las cuales unas eran solo pequeñas cerveceras locales y otras ya eran marcas internacionales. Todas excelentes cervezas obviamente. Al comprar las marcas no las removieron ni les cambiaron nada, las llevaron a sus producciones masivas en “secretito” y empezaron a venderlas por todo el mundo como cervezas “independientes”, “craft” o “artesanal” aprovechando el boom que NUESTRA industria tiene. Su manera de meter la cuchara al plato sin que la mayoría se dé cuenta. Y eso para mí es simplemente inaceptable. No tengo nada en contra de que vendan sus cervezas en todos lados, son cervezas excelentes y las disfruto seguido la verdad. Me molesta que lo hagan de la manera que lo están haciendo. Las grandes cerveceras lucharon en nuestra contra por años tratando de frenarnos o desaparecernos y ahora resulta que quieren ser de los nuestros. Que conveniente.
Un gran ejemplo de esto es el caso de Goose Island en México. Goose Island era una cervecería independiente de Chicago con un mercado algo local y con unas cervezas de calidad mundial. Tuve la fortuna de trabajar en su planta de producción en Fulton Chicago y fue donde me desarrolle como cervecero profesional cuando aún era independiente. En el 2011 la empresa fue adquirida por ABInbev con la idea de adquirir también la penetración de mercado que tenia la marca en EUA y ganar una buena rebanada del pastel independiente de EUA. La planta de Fulton solo tiene capacidad de producción para satisfacer el mercado del Midwest, es decir Illinois, Wisconsin, Indiana, Missouri etc. AB Inbev llevo la producción de las cervezas de línea de Goose Island a su planta de producción masiva en Nueva York para distribución global. Cabe destacar que al menos en EUA la Brewers Association define a una cervecería independiente cuando menos del 25% del capital no provenga de empresas transnacionales. Goose Island fue comprado en su totalidad lo cual inmediatamente le quita el titulo de cervecería independiente. En México cervecería Modelo o más bien Inbev creó la plataforma de Beerhouse, una plataforma de distribución de cervezas artesanales o independientes y cervezas importadas; Una excelente forma de atacar y tener presencia en el nicho cervecero independiente el cual nosotros creamos. En esta plataforma Beerhouse compra y distribuye cervecerías independientes mexicanas e extranjeras, lo cual me parece una buena opción de cliente para muchas cervecerías independientes ya que garantizan un buen flujo de efectivo y claro una buena venta. Todo bien.
Yo no tenía ningún problema con esto, ellos hacían lo suyo y nosotros lo nuestro. Pero en el último año Modelo empezó hacer de nuevo sus prácticas “monopólicas” con esta plataforma. Con la introducción de Goose Island a México a través de Modelo y Beerhouse, Modelo inicio una gran campaña millonaria de introducir Goose Island como una cerveza artesanal por todo México (al menos eso aparenta). Esto es lo que me molesta.
Ahora resulta que están ofreciendo miles o millones de pesos a restaurantes para adornar todo el establecimiento de Goose Island a cambio de que solo se vendan sus marcas y bueno algunas otras que adivinen cuáles son? Pues la que maneja Beerhouse y si no eres parte del catalogo de Beerhouse difícilmente puedes entrar. Lo más frustrante de esto es que ofrecen catas y venden cervezas del grupo Inbev International como cervezas independientes o artesanales, incluso educan a los consumidores y meseros diciendo que las cervezas que venden son independientes o artesanales (en algunos casos). Esto causa una gran desinformación en el mercado ya que muchos consumidores que a lo mejor no están bien informados en la industria se van con la finta que están apoyando a una cervecería artesanal o independiente. Son cervezas excelentes y pues ya son cervezas que encuentras en cada esquina en tiendas de autoservicio a un precio muy accesible. No tengo nada en contra en que vendan sus cervezas y menos en que la gente las consuma. Este movimiento cervecero empezó con la idea de que los consumidores de cerveza tuviéramos opciones de cervezas y ya las tenemos pero ahora es gato por liebre. Me molesta que no tengan ni poco respeto por los cerveceros que creamos y luchamos día a día por este nicho. Nosotros no tenemos los millones de dólares que ellos tienen para publicidad y distribución. Estamos todo el día produciendo la mejor cerveza a nuestras capacidades y tecnologías disponibles. Para que una cervecería grande venga con una cerveza “artesanal” de Chicago producida en NY la cual no sabe a la que se producía en Chicago (créanme en eso) posiblemente porque abarataron ingredientes y redujeron procesos, aunque sigue siendo una buena cerveza. Lo mismo pasa en Heineken México con Affligem y con la nueva adquisición de Lagunitas Brewing en California no duden que no tardan en llegar hacia acá. Lo cual me parece perfecto. Lo único que pedimos los verdaderos cerveceros independientes es que nos respeten a nosotros y a nuestro trabajo. No vendan sus cervezas como Craft, artesanal o independientes, porque no lo son. Véndanlas como lo que son; Excelentes cervezas de una Macro- cervecería multinacional.
Y a ti como consumidor te pido que apoyes a tus cervecerías locales cuando puedas. Pregunta en establecimientos por cervezas independientes verdaderas y si no las tienen exígelas. Hay que trabajar en generar una cultura de consumir productos independientes locales para apoyar las economías de nuestros pueblos o ciudades sea lo que sea el producto. Recuerda que las cervecerías independientes mexicanas son las verdaderas cerveceras mexicanas y que cada año somos más y mejores. La cerveza independiente mexicana está ganando terreno y prestigio en todo el mundo y tú puedes ayudar a que mejoremos y crezcamos nosotros y nuestras comunidades.
Como puedes ayudar?
– Exige cervezas artesanales o independientes verdaderas.
– Trata de apoyar a tus cerveceros locales. Usamos solo los mejores ingredientes del mundo con lo mejor que las tecnologías tiene para ofrecernos para brindarte una mejor cerveza. Esto en lugar de usar ingredientes de dudosa calidad para reducir costos y sabores como las grandes.
-Cuando consumas una cerveza independiente o artesanal no olvides de compartirla en tus redes sociales con el#cervezaindependiente hagámoslo viral.
Les dejo la liga del Beerectorio, en el se pueden dar cuenta de las cervecerías independientes por estado en México y así podrán estar algo más informados en situaciones de confusión.
Esto es solo Parte 1 del tema. Tengo mucho que decir pero necesito tiempo para organizar mis ideas y así poder ser más congruente, si es que lo logro. En mi próxima entrada hablare un poco del tema de las maquilas y lo que pienso de ellas.
Si estás de acuerdo con mis ideas y forma de ver las cosas por favor comparte y comenta. Si no estás de acuerdo pues también comenta, no estoy cerrado a ningún punto de vista diferente o mentada de madre!
Fuente: http://propagandabrews.blogspot.mx/2016/05/la-interminable-lucha-contra-goliat.html
Autor: Jose Luis Calderoni
Fecha de Publicación: 16/05/2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *