La cerveza mexicana que apoya a la lucha contra el cáncer de mama

La cerveza mexicana Pink Hops es la primera cerveza colaborativa con causa en México, creada para concientizar a las mujeres sobre la detección oportuna del cáncer de mama y apoyar, con lo recaudado por la venta, a la Fundación Sólo por Ayudar. Esta Irish Red Ale es parte de la campaña “Una chela a tu salud”, encabezada por un grupo de mujeres cerveceras en conjunto con Beer Factory.

En México, el cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en la mujer. De acuerdo al Instituto Nacional de Cancerología (InCan), en el país mueren 15 mujeres al día a manos de esta enfermedad. Por eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró al mes de octubre como “el mes de sensibilización sobre el cáncer de mama” y el 19 de octubre se conmemora el Día mundial de la lucha contra el cáncer de mama. Durante todo el mes se realizan actividades que concientizan y recuerdan a las mujeres que nuestra mejor arma en contra de este padecimiento es la detección oportuna. La OMS recomienda a todas las mujeres mayores a 20 años realizar una exploración mamaria una vez al mes, y para aquellas mayores de 40 una mastografía al año. (La Fundación Sólo por Ayudar tiene una guía muy práctica).

Claudia Amerena, de Beer Factory, lideró este proyecto creado en el marco del mes de la lucha contra el cáncer de mama y reunió a mujeres de asociaciones, cervecerías y productoras como MIcerveSA, Acermex, Primus, Calavera, Dos Palomas, Madrina y Catadoras de México para diseñar y cocinar la primera cerveza con causa de Beer Factory.

“Estoy convencida de que hay muchas mujeres muy apasionadas en la industria cervecera y poder trabajar con ellas en la elaboración de una cerveza que sirva para sensibilizar a nuestros clientes —me contó Claudia—. Recaudar fondos para la Fundación Sólo por Ayudar me pareció una experiencia increíble”.

La cerveza es una Irish Red Ale, una cerveza que tiene un color rojo brillante, “pensando en que de esta manera pueda asociarse más fácilmente a la causa. De aquí su nombre, Pink Hops”, me contó Guillermina Gutiérrez, miembro de Mujeres Catadoras de Cerveza y una de las invitadas a participar en este proyecto. “Es una cerveza con notas a malta caramelo, olor a frutos secos y a ciruela. Es una cerveza con sabores muy equilibrados y poca graduación alcohólica”.

Para Rebeca Dovalín, miembro de la cervecería Primus, esta fue su primera experiencia produciendo cerveza. “Me daba vergüenza decir que después de tantos años en el mundo cervecero nunca había participado en la producción —me cuenta—. Pero me interesó mucho este proyecto porque es necesario dedicarle todo un mes a su difusión y concientización”.

Cuando les pregunto del proceso de producción, Guille toma la palabra: “Es impresionante poder cocinar en la planta Beer Factory, pues la capacidad de producción y el equipo que se requiere para hacer cerveza en esta escala es algo con lo que no había tenido la oportunidad de trabajar —dice—. Además el colaborar con chavas profesionales de la creciente cultura cervecera en México fue un gran aprendizaje”.

“No hay duda que el proceso artesanal es un proceso de mucha pasión, esfuerzo y paciencia —dice Claudia—. “Es una campaña muy importante para todas las que participamos, al igual que para Beer Factory, pues es una causa en la que creemos”.

La cerveza estará a la venta durante todo el mes de octubre en las sucursales de Beer Factory México y todo lo recaudado será donado a la fundación, así que mientras más chela bebamos, más estaremos ayudando.

 

fuente: https://munchies.vice.com/es/articles/la-cerveza-mexicana-que-apoya-a-la-lucha-contra-el-cancer-de-mama

autor: ARIETTE ARMELLA

fecha:  13/10/2016

Buscan bajar impuestos a cervezas artesanales

Una iniciativa presentada a la Cámara de Diputados busca sumar siete mil millones de pesos al año al fijar una cuota por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para todo tipo de cervezas.

Actualmente, las cervezas artesanales tributan casi tres veces más que las industriales. La diferencia de pago de impuestos se da debido a que la artesanal está regida bajo el régimen ad valorem, el cual hace que un producto pague más impuestos conforme al valor que tenga.

Así, por cada litro que la cerveza industrial vende se pagan 4.28 pesos de IEPS antes de IVA, contra 11.92 pesos que paga la cerveza artesanal, según la Asociación de Cerveceros de la República Mexicana (Acermex), que agrupa a decenas de cerveceros artesanales de todo el país, e impulsora de la medida.

Pero esa iniciativa de cuota fija propone un impuesto de 4.25 pesos por litro para todos.

De haberla tenido este año, lo recaudado por la venta de cerveza podría haber pasado de los 31 mil 800 millones de pesos que se estiman, a los poco más de 38 mil millones de pesos tomando como base 8.95 mil millones de litros comercializadas, de acuerdo con la iniciativa redactada por los diputados federales priístas Jorge Carlos Ramírez Marín y Alfredo Anaya Orozco.

“Este cálculo se deriva de un crecimiento de dos dígitos de las empresas que se dedican a la producción de cerveza artesanal. Además de la derrama económica que esto generaría y (…) de la creación de nuevos empleos para atender el crecimiento de su producción”, dijo Ramírez Marín en un correo electrónico que respondió a este medio.

La medida busca que los pequeños productores artesanales nacionales sean más competitivos en un mercado dominado por dos grandes empresas trasnacionales que son Heineken, y Anheuser Busch, de acuerdo con Paz Austin, directora de la Acermex.

“Lo que nos garantiza (la cuota fija) es un piso parejo para todos los jugadores en el mercado. Al tener piso parejo nosotros tenemos mayor oportunidad de crecimiento”, dijo Austin y aseguró que una cerveza de este tipo costaría 10 pesos menos en el supermercado.

 

fuente: http://www.elfinanciero.com.mx/economia/buscan-bajar-impuestos-a-cervezas-artesanales.html

autor: Valente Villamil

fecha:  17/10/2016

Los retos del nuevo CEO de Modelo en la industria cervecera mexicana

El colombiano Mauricio Leyva comenzó este martes su labor como nuevo director de Grupo Modelo. El también presidente de la zona Américas de la mayor cervecera del mundo, recién formada tras la compra de la estadounidense SABMiller por la multinacional belga-brasileña AB InBev (dueña de Modelo), tendrá la tarea de consolidar a la firma internacional en México, aumentar el consumo de las cervezas nacionales y atender el mercado artesanal.

Un primer reto del nuevo directivo de AB InBev en el país será introducir sus propias marcas internacionales para ampliar y diversificar su portafolio, ya que hasta el momento solo ha logrado consolidar las marcas mexicanas de Grupo Modelo.

“Todas las innovaciones que había que hacerle a las cervezas mexicanas, por lo menos en el mercado local, ya sucedieron”, comentó Manuel Valencia, director de la carrera de Negocios Internacionales en el Tec de Monterrey.

“La Negra Modelo ya la vemos en tres o cuatro versiones diferentes, la Corona ya tiene su versión light y acaban de sacar este año la Corona Cero (sin alcohol)”, agregó.

Ahora, la compañía tendrá que crecer la presencia de algunas de sus marcas globales, como ya hizo con la Stella Artois, que en apenas tres años ganó buena parte del mercado en el segmento premium.

“El reto está en que en un refrigerador mexicano haya más surtido de cervezas que las de siempre, y que se consuma más. Lo primero es más fácil que lo segundo. Lo que no ha sucedido es que la gente tome más cerveza”, opinó Valencia.

Para que esto suceda, la empresa tendrá que robarle mercado a su principal competidor, Heineken Cuauhtémoc Moctezuma, y analizar qué tanta importancia le va a dar en México al portafolio que tiene SABMIller.

“Yo creo que si la estrategia es bien llevada, sí puede ser muy exitosa Miller, sobre todo en el norte, golpeando a marcas como Tecate Light, con marcas como Miller Light y con sus presentaciones en caguama. Se prevé que puedan competir con ello”, dijo Jesús Briseño, fundador y director de la cerveza artesanal Minerva.

Mayor atención a las artesanales

Leyva también tendrá que darle un fuerte seguimiento a la alianza estratégica que realizó Grupo Modelo, bajo la anterior dirección de Ricardo Tadeu, con cerveceras artesanales como Cervecería Mexicana, Cervecería Tijuana, Cucapá y Bocanegra, para no perder mercado en este segmento contra Heineken, de acuerdo con los especialistas.

“Habrá que ver qué pasa con el segmento de las artesanales. Es un sector chiquito pero importante, y la experiencia que tiene este nuevo director es bastante importante. Su historia corporativa habla muy bien de él, habla de que sabe hacer crecer muy bien negocios y que, en esencia, eso es a lo que viene”, comentó Valencia.

Por su parte, Mark Strobel, analista de Euromonitor, espera que estas marcas tengan un crecimiento importante durante los próximos años “a medida que la empresa utilice sus fuertes acuerdos de distribución con el fin de promover estas marcas en el mercado”.

Sin embargo, en este ámbito, Leyva también tendrá que enfrentar a los representantes de cervezas artesanales como la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex), que esta conformada por 40 microcerveceras que están en contra de la compra de artesanales por parte de Grupo Modelo y sus rivales.

“Yo creo que AB InBev le debe mucho a México. Ha hecho crecer su empresa de forma internacional desde la adquisición de la empresa mexicana (Modelo). Yo creo que hay una deuda con las cervezas mexicanas. Ojalá nos ayuden con la cuota fija”, dijo Paz Austin, directora de Acermex.

La asociación está promoviendo la iniciativa de establecer una cuota fija a las cervezas para poder competir, ya que la producción de una cerveza industrial oscila entre los 30 y 40 pesos, mientras que una caja de cerveza artesanal está en los 120 pesos en promedio.

Aumentar consumo y exportación

Finalmente, otro de los retos de Leyva será crecer los volúmenes de venta en términos de valor y de consumo.

“Va a tener una presión muy grande por crecer los volúmenes, y su experiencia le va a ayudar, porque México crece lento en términos de consumo de cerveza, que oscila entre el 5 y 7%. No somos un país en volumen per cápita que crezca fácilmente”, dijo Valencia.

Por otro lado, la empresa también necesitará diversificar los mercados para exportar cerveza mexicana, y no concentrar las ventas en el extranjero sólo Estados Unidos.

“El 83% de las exportaciones se quedan en Estados Unidos. Creo que tenemos que identificar otros países y destinos hacia los que deben ir nuestras exportaciones de cerveza”, comentó Maribel Quiroga, directora de Cerveceros de México.

 

fuente: http://expansion.mx/empresas/2016/10/11/los-retos-del-nuevo-ceo-de-modelo-en-la-industria-cervecera-mexicana

autor: SHEILA SÁNCHEZ FERMÍN

fecha:  11/10/2016

Por qué es tan difícil ser cervecero artesanal en México

Nunca me gustó trabajar en general.

Mi conciencia sobre esto coincidió con mi interés en la cerveza. Soy de Steamboat Springs, Colorado, y fui a la escuela en Boulder justo cuando la escena de cerveza artesanal estaba emergiendo. Eventualmente empecé a hacer mi propia cerveza casera mientras vivía en mi dormitorio, pero en ese momento era solo un hobby. Cuando me gradué intenté trabajar en un empleo normal, pero eso solo duró alrededor de un año, hasta que me di cuenta de que ese modo de vida no era para mí. Así que mejor me decidí a viajar.

Finalmente terminé en Cabo San Lucas. Me inventé una razón para estar ahí: aprender español y aprender a surfear. Me dije que solo iba a vivir allí durante un año porque crecí en la montaña y quería experimentar otra forma de vida. Pasó ese año y me di cuenta de que no quería volver a casa. Para ese momento ya me había tomado mil botellas de Pacífico y ya me había cansado de la mayoría de las cervezas mexicanas (México es la tierra lager).

Por lo tanto, cada que amigos o familiares me iban a visitar de los EE.UU. les rogaba que me trajeran cerveza artesanal. Entonces pensé: Si yo me siento así, tiene que haber otras personas que se sienten igual. Fue entonces cuando empecé a planear mi propia cervecería artesanal en México: Baja Brewing Company.

Sin embargo, si hubiera sabido la cantidad de trabajo que implicaría abrir una fábrica de cerveza artesanal en México, probablemente nunca lo habría intentado. El proceso (llenar todo, cargar con mi propio equipo de elaboración de cerveza desde California, un sistema fiscal mexicano que trabaja en contra de los cerveceros artesanales, y un huracán que casi destruyó mi fábrica de cerveza) duró un total de dos años para poder abrir nuestras puertas.

Amo Colorado, pero ya hay un montón de buenas cervecerías. En Cabo no había absolutamente ninguna. En el momento que abrí la BBC, en 2007, solo había una docena de fábricas de cerveza en todo el país. No había ninguna en Baja California Sur, por lo que quería ser el primero en llegar.

Cuando fui a los ayuntamientos locales para decirles que quería abrir una fábrica de cerveza, no sabían a lo que me refería. De verdad, no comprendían por qué quería iniciar mi propia cervecería.

“¿Cómo hacer tus propias micheladas?”, me preguntó un representante.

Tuve que dibujar diagramas de todo el proceso de fabricación de cerveza y explicarles todo para averiguar qué tipo de permisos necesitaría. Luego estaba el tema del equipo de fabricación de cerveza artesanal, ya que no había fábricas en México que las hicieran en aquel entonces. Al final tuve que viajar a los Estados Unidos y arrastrar con mi propio equipo pesado en un camión.

También tuve que enseñarle a muchos de los residentes de Cabo sobre cerveza artesanal. Al principio la gente tomaba mi Cabotella, una cerveza clara y suave que se toma con facilidad, y creían que era la cerveza más fuerte imaginable. Oh, ¡las caras que hacían! En ese entonces di muchas muestras gratis.

Hoy en día hay una verdadera aceptación de la cerveza artesanal, así que he comenzado a hacer cervezas más oscuras y amargas, como nuestra Peyote Pale Ale. Es una de nuestras cervezas más populares, probablemente gracias a un lote que hice con peyote verdadero, uni, y mezcal que apareció en Brew Dogs de Esquire.

En México, los cerveceros artesanales pagan 300 por ciento más que las grandes cervecerías, simplemente por la forma en que el sistema fiscal funciona aquí.

Grupo Modelo y Cuauhtémoc, las dos grandes compañías que controlan el mercado de la cerveza en México, son dueños de todo, desde las redes de distribución hasta de las licencias de licor que una gran cantidad de bares y restaurantes tienen aquí. También tienen tratos de exclusividad con restaurantes y propietarios de bares, y poseen una gran cantidad de los campos de cebada de malta que crecen en el país.

Si tomamos en cuenta este antecedente de monopolio y añadimos el hecho de que el lúpulo no crece muy bien en el clima de México, tenemos una pesadilla logística para los cerveceros emprendedores.

La industria de la cerveza están muy controlada aquí. Los cerveceros artesanales tienen una ley fiscal desfavorable en México. En los EE.UU., por ejemplo, si eres fabricante de cerveza artesanal pagas la mitad por galón de cerveza que produces que una gran fábrica de cerveza. En México los cerveceros artesanales pagamos 300 por ciento más que las grandes cervecerías, simplemente por la forma en que el sistema fiscal funciona aquí. Ésta es en parte la razón por la que estamos empezando ACERMEX junto con otras cervecerías como Minerva en Guadalajara, Tempus en el estado de México, y muchas otras. Es una asociación formada estrictamente por cerveceros artesanales independientes para tratar de formalizarnos y cambiar esta ridícula legislación.

La demanda está creciendo como nunca la he visto crecer antes, y los clientes están votando con sus pesos. En la actualidad hay más de 300 cervecerías artesanales en México. Si bien la mayoría de ellas son realmente pequeñas, esto es un reflejo de la tendencia de cerveza artesanal que ya está sucediendo en los Estados Unidos. Las compañías de cerveza Cucapá y Tijuana ya fueron compradas por Grupo Modelo.

Estos últimos ocho años desde que salí de Colorado y empecé Baja Brewing Company han sido un paseo salvaje. No siempre es bueno, pero siempre es emocionante, y eso es lo único que importa.

Como se lo contó Jordan Gardenhire, propietario de Baja Brewing Company, a Javier Cabral.

fuente: https://munchies.vice.com/es/articles/por-que-es-tan-dificil-ser-cervecero-artesanal-en-mexico

autor: Javier Cabral

fecha:  18/01/2016

 

Cervecería de Colima participa en el ‘David vs Goliat’ de la industria cervecera

En la industria cervecera mexicana (y mundial) se han dado movimientos en meses recientes que evidencian el crecimiento de las cervezas artesanales y las preocupaciones de los grandes grupos que han respondido con adquisiciones, alianzas e incentivos, en una lucha de “David contra Goliat” en la que participa la Cervecería de Colima.

Esteban Silva, director general de esta cervecería colimense, manifestó su interés por que los grandes grupos cerveceros que recientemente adquirieron o firmaron alianzas con algunas compañías que producen esta bebida de manera artesanal, hagan públicas las características mediante las cuales elaboran sus productos, pues consideró que si éstas se fabrican en grandes plantas de cervezas comerciales, entonces ya no se deberían promocionar como artesanales.

“En los últimos meses se han dado transacciones en los grupos cerveceros. Grupo Modelo se vio obligado a emitir un comunicado, pero no les llamó compras, sino ‘alianzas estratégicas’ (…) Los cerveceros artesanales buscamos que no se le dé ‘gato por liebre’ al cliente”, explicó el directivo en entrevista con Ángel Guardián.

Además, relató que actualmente los cerveceros artesanales independientes agrupados en la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex) están trabajando para que establezca una norma en la que se establezcan las bases para considerar a una cerveza como artesanal o como comercial y que estas diferencias sean comunicadas adecuadamente a los consumidores.

¿Qué es ser ‘artesanal’ y quién lo determina?

El directivo indicó que para definir el concepto de “cerveza artesanal”, esta agrupación está tomando como base tres preceptos contenidos en la norma estadounidense sobre el tema, buscando diferencias a las artesanales de las comerciales:

  1. Independiente: El capital social de la empresa no debe pertenecer en más de un 25 por ciento a ningún gran grupo cervecero.
  2. Pequeña: Su producción no debe rebasar los 100 millones de botellas al año.
  3. Tradicional: Los ingredientes empleados para la elaboración de la bebida deben ser de primera calidad, sin químicos ni colorantes artificiales.

Competencia ‘desleal’ en centros de consumo

Por otra parte, Esteban Silva consideró que los cerveceros artesanales están viviendo una “lucha desleal” en los centros de consumo de las grandes ciudades del país (Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey) debido a que las grandes compañías cerveceras están impulsando sus marcas recién adquiridas o “aliadas” a través de incentivos para los puntos de venta, pese a que este tipo de exclusividad está prohibida en nuestro país.

“Creemos que es desleal porque le estás dando menos alternativas al consumidor, éste piensa que está adquiriendo una cerveza artesanal cuando no lo es. Además, no debe haber exclusividad, no se debe excluir a los artesanales del centro de consumo y en la práctica sí está ocurriendo. No nos quejamos, sólo queremos que el consumidor esté bien informado, nosotros vamos a seguir compitiendo ofreciendo un mejor producto”, añadió y recordó que la propia Acermex ha solicitado la intervención de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), instancia que tendrá que manifestarse al respecto.

fuente: http://www.elfinanciero.com.mx/economia/modelo-ya-se-bebio-la-cerveza-artesanal.html

autor: Redacción

fecha: 26/08/2016

Modelo ya se ‘bebió’ la cerveza artesanal

La adquisición por parte de Grupo Modelo de las cervezas artesanales Mexicali, Tijuana, Cucapá y Bocanegra, provocó que los productores de este tipo de debidas perdieran puntos de venta, pues acusaron que la cervecera ofrece a restauranteros y bares precios bajos y líneas de crédito, a cambio de que compren estas cuatro marcas.

La directora de la Asociación de Cerveceros de la República Mexicana (Acermex), Paz Austin afirmó que esta práctica está afectando a los cerveceros artesanales e independientes, en un contexto donde aunque han crecido, aún no alcanza siquiera el uno por ciento de participación de mercado, frente a los grandes grupos que son Modelo y Heineken. “Nos están bloqueando de los centros de consumo (…) Nos está yendo de la patada”, dijo.

Incluyendo las marcas que Modelo compró, las cervezas artesanales tienen cerca del 0.8 por ciento del mercado nacional y debido a que tres de las cuatro cerveceras que adquirió son consideradas las más grandes del rubro artesanal, sin ellas este segmento valdría apenas 0.4 por ciento del mercado.

“Al parecer lo que desean hacer es apoderarse de la categoría (artesanal) desplazar a los que sí son y ellos quedarse con el mercado”, dijo José Antonio Millet, socio de la cerveza Patito, quien junto con Austin consideran que las cervecerías artesanales compradas por Modelo dejaron de serlo pues ya no son independientes.

“Si tú tienes una línea de crédito para Boca Negra (que pertenece a Grupo Modelo) para tres años para qué quieres más”, dijo Paz Austin.

La estrategia de ventas de Modelo y el descontento de los cerveceros artesanales ya hizo que la propia compañía, a través de su tienda on line Beer House -que comercializa cervezas artesanales y extranjeras tipo premium- se acercara a la Acermex por lo que este miércoles ambas partes se reunirán.

Modelo no es el único gigante cervecero del que los artesanales denuncian prácticas de venta que les comen el mercado. Cuauhtémoc-Moctezuma, de la holandesa Heineken, también metió sus cervezas premium, como la belga Affligem con promociones con las que a los artesanales se les dificulta competir, según Carlos Jaime, propietario de Cervecería de Yucatán, que fabrica la marca Ceiba. “Les ofrece a cada mesero 20 pesos por una corcholata de Affligem”, dijo Jaime.

 

fuente: http://www.elfinanciero.com.mx/economia/modelo-ya-se-bebio-la-cerveza-artesanal.html

autor: Valente Villamil

fecha: 08/08/2016

Cerveza: entre lo artesanal y el negocio

En México, por cada litro de cerveza artesanal se pagan entre 10 y 12 pesos de impuestos, mucho en comparación con los 3.50 que pagan las cervecerías industriales. Suena injusto, ¿cierto? La cerveza artesanal es un movimiento joven en el país, que hace un vínculo especial con el diseño en las etiquetas como parte de su encanto, la gastronomía y sus maridajes, y las colaboraciones entre cerveceros con producciones especiales de edición limitada.

 

Si echamos un vistazo es mucho más barato producir esta bebida de malta a gran escala que hacerla en casa. El control de calidad y la materia prima jamás serán la misma. Las grandes cerveceras (desde los setenta y ochenta) integran a sus recetas ingredientes que reduzcan aún más los costos de producción. Utilizan en su proceso fuentes de azúcares provenientes del arroz o el maíz, que además de disminuir el costo le dan a la cerveza mayor vida de anaquel.

Estas estrategias han hecho que México pueda ser el primer exportador de cerveza a nivel mundial. No por nada “en México el mundo la cerveza es…” (bueno, ustedes completen la frase). Recordemos que la cerveza, al tener levadura, tiene vida, y con ello un límite natural de existencia; de hecho, es algo que la cerveza artesanal cuida mucho, y hay quien prefiere no embotellarla y dejarla en growler para su consumo inmediato o en barril para cuidar la cadena de frío.

Una cerveza artesanal es aquella que es independiente y que en sus recetas encontramos cuatro básicos: agua, malta, lúpulo y levadura como base, más algún ingrediente extra (natural) para realizar etiquetas de temporada o con elementos que les vayan bien a los estilos, por ejemplo, café para una Stout para invierno o coco para una Lager en temporada de calor.

 

Local y con historias

En México, la cerveza en pequeña escala es algo relativamente nuevo, un movimiento que comenzó a hacer ruido con Cosaco, una cervecería que empezó para satisfacer la sed de Gustavo González Chozas y sus ganas de beber algo de calidad. Inició cocinando en casa, luego compartiendo con sus amigos, para después ser la inspiración de otros cerveceros nacionales que poco a poco se han ido abriendo camino y perfeccionando, sobre todo quienes están pegado a la frontera en sitios como Ensenada y Tecate, dos focos que ya son reconocidos por cervezas de calidad.

Esto es algo que se debe aplaudir a los emprendedores cerveceros, que insisten en utilizar malta de cebada y de trigo pese a los costos de producción, que de acuerdo con Acermex están entre cuatro y seis veces por encima de los costos de producción de la cerveza industrial, y que además son insumos de exportación, ya que en México en el tema de lúpulos apenas están experimentando con su cultivo en Baja California, por ejemplo.

 

Los peces grandes se comen a los pequeños

Hay pequeñas cerveceras en las que han puesto sus miradas los peces grandes y se las han llevado a gran escala, como es el caso de Cucapá, con 14 años de vida; Bocanegra, con ocho años de su fundación, y Cervecería Tijuana, una empresa familiar con 16 años dedicados a este rubro.

Hay puristas que los satanizan por el hecho de irse a las filas de los independientes. Sus beneficios son mejora de planta, entrar en los anaqueles de grandes autoservicios y el riesgo de que si no están supervisando sus procesos, así como el mantenimiento de ingredientes, la calidad de su producto puede verse afectada.

 

¿Marca y negocio o pasión?

Carlos Cohen, cervecero de Radical OH y Paracaidista, cuenta que los independientes como empresas no tienen la capacidad financiera y de producción para llegar a las tiendas grandes, y que la mayoría de quienes se dedican a la cerveza artesanal lo hacen porque les gusta el oficio cervecero y tienen pasión por las buenas bebidas de malta. “Tenemos trabajos alternos; hacer cerveza no es negocio. Damos asesorías, tenemos restaurantes… Nuestro ingreso viene de otras formas.”

Algo positivo que ve Cohen es que se podría empezar a limpiar el paladar del mexicano para reconocer la cerveza hecha con calidad. Estas microcervecerías, que han sido compradas por las grandes, son transitivas, es la posibilidad de tener otros estilos que anteriormente no se veían de forma masiva. El consumidor sabrá qué es una Pilsner o una Dunkel. Es un proceso que llevará tiempo, un ejercicio con el cual la gente será más exigente. Esto es como cuando Starbucks llegó a México y con ello los cafés de especialidad y los baristas, algo que con el tiempo llevó a esos baristas de mandil verde a tener sus propias cafeterías de la Tercera Ola.

 

#CuotaFija y reducción de impuestos

Acermex tiene ocho meses trabajando en impulsar una iniciativa de ley que ayude a los homebrewers a tener las mismas posibilidades que Grupo Modelo y Cervecería Cuauhtémoc de competir en anaquel y que todos tengan las mismas ganancias. “El IEPS se propuso cuando aún no había artesanales en el país. Es un impuesto que debe evolucionar. Queremos un piso parejo”, comenta Paz Austin, de Acermex. (Esto es algo que también nos gustaría ver en el mundo vitivinícola y del mezcal.)

La visión de Acermex es alcanzar el 1% del mercado nacional (ya que por el momento los homebrewers son el 0.8% del mercado nacional), y con ello brindar 16,000 empleos, así como un consumo de 70 litros per cápita en el país, además de impulsar un consumo responsable y consciente, porque aquí no se trata de cantidad, sino de calidad.

 

fuente: http://www.forbes.com.mx/forbes-life/cerveza-lo-artesanal-negocio/

autor: Raquel Del Castillo

fecha de publicación: 05/08/2016

La interminable lucha contra Goliat

Tengo que admitir que escribir esto es algo que no me gusta. No soy una persona confrontativa, me adapto fácilmente a cualquier situación, muy pocas cosas me molestan y la verdad es que soy una persona que no se estresa por nada.
La economía puede estar mal, el mundo puede estar en guerra, los políticos pueden robarnos y mi mentalidad quizá algo egoísta me dice que lo que pasa tiene que pasar y a mí con tal de que me dejen hacer mi trabajo (cerveza) de la manera que me gusta, ósea bien; nada me importa. No soy una persona políticamente correcta, los que me conocen ya lo saben, me gusta mucho la atención y ser escuchado pero solo en temas que se que domino. Muchas veces me han ofrecido puestos honorarios en asociaciones importantes de cerveceros y todas las he rechazado;
detesto la política. Verán yo solo soy un humilde cervecero, estoy enamorado de mi trabajo (si es que pudiera llamarlo así) y lo hago muy bien. Me considero afortunado de haber podido encontrar mi pasión a una edad joven y dedicarle mi tiempo y vida a ella. Me pueden preguntar de todo lo relacionado al proceso, ingeniería, diseño, flujo, vida y equipo de una cerveza o cervecería y les puedo contestar fácilmente, pero no me pregunten de impuestos o administración porque mentiría.
(Para eso son los socios)
Conozco mi industria, he trabajado con cervecerías grandes, medianas y chicas. Tengo amigos en la industria por todo el planeta de los cuales he aprendido cosas invaluables. Sé cómo operan las grandes cervecerías, las independientes o “artesanales” y hasta las maquilas. ¿ A dónde voy con todo esto?
Si no eres cervecero a lo mejor no entiendes la relación que existe entre nosotros. Los cerveceros somos una raza extraña, podemos
ser de diferentes cerveceras competidoras y no importa, soltamos toda la sopa de nuestras recetas, procesos nuevos, descubrimientos que hacemos, etc. Es algo que otros integrantes de la cervecera o gente externa no entiende y quizá nunca lo harán hasta en convertirse en uno. Verán nadie nos entiende, nuestra vida gira alrededor de la cerveza y tenemos una obsesión por la perfección al estilo samurái. Casi todo el tiempo hablamos de cerveza así que poca gente nos aguanta,podemos ser arrogantes con gente fuera de nuestro tipo porque sabemos que no entienden. Para un cervecero solo existen tres cosas; Calidad, consistencia y una búsqueda inalcanzable por la perfección. Para mí un cervecero es alguien que hace cerveza literalmente, podrás llamarte cervecero por tener una empresa que maquile cerveza si quieres, o podrás ser CEO de tu cervecería, para un cervecero que se levanta temprano producir cerveza y se va tarde después de todo el desgaste físico que es producir cerveza buena y limpiar todo no eres un cervecero; simplemente para nuestra raza eres un respetable Licenciado..Te guste o no.
Muchos saben ya que no es secreto que soy asesor en producción de muchas cerveceras mexicanas independientes y algunas no independientes. He diseñado recetas cerveceras para cervecerías y maquilas nacionales y extranjeras. Como toda industria la maquila y comercialización de productos existe y ayuda a que crezca el consumo del producto a niveles macroeconómicos ya que crece la industria y nos beneficia a todos. Pero creo que al menos en México se esta prostituyendo un poco el tema de la cerveza independiente y a los cerveceros que luchamos desde el inicio de este nicho de industria si nos molesta y al menos a mi me indigna.
Empecemos.
Este movimiento de cerveza independiente acaba de iniciar en México aproximadamente hace 10 años. Déjenme les recuerdo o explico que al principio no era nada fácil ser un cervecero independiente, no que ahora lo sea pero antes la cosa estaba mas difícil. Las grandes cerveceras tenían duopolizado el mercado mexicano con contratos de exclusividad con sus clientes, los cuales nos limitaban la entrada a centros de consumo. Esto sin contar que pagan menos IEPS (impuesto especial sobre producción y servicios) que los cerveceros independientes. Por años los cerveceros independientes luchamos para que se reformara la ley de competencia y se eliminaran los contratos de exclusividad. En el inter nuestra forma de vender era salir a las calles a tocar puertas, educamos día a día a los consumidores acerca de estilos de cerveza, porque éramos independientes y lo que significaba.
Creamos alianzas entre cerveceros que fortaleció y creció nuestra industria de una manera sorprendente. Ganamos una pequeña lucha y la ley de competencia se reformo, se eliminaron muchas barreras y empezó nuestro boom cervecero.   Las cervecerías grandes al verse algo derrotados hicieron lo más inteligente, se subieron al tren. En el inter de la lucha Heineken compro Cervecería Cuauhtémoc y Modelo fue adquirido por ABInbev lo que nos dejo a las cerveceras independientes como las únicas cervecerías realmente mexicanas. Estos gigantes cerveceros ya llevaban unos años sufriendo una disminución global de porcentaje de mercado debido al boom cervecero independiente en todo el mundo. Lo que ellos hicieron fue muy inteligente, empezaron a comprar cerveceras independientes en todo el mundo las cuales unas eran solo pequeñas cerveceras locales y otras ya eran marcas internacionales. Todas excelentes cervezas obviamente. Al comprar las marcas no las removieron ni les cambiaron nada, las llevaron a sus producciones masivas en “secretito” y empezaron a venderlas por todo el mundo como cervezas “independientes”, “craft” o “artesanal” aprovechando el boom que NUESTRA industria tiene. Su manera de meter la cuchara al plato sin que la mayoría se dé cuenta. Y eso para mí es simplemente inaceptable. No tengo nada en contra de que vendan sus cervezas en todos lados, son cervezas excelentes y las disfruto seguido la verdad. Me molesta que lo hagan de la manera que lo están haciendo. Las grandes cerveceras lucharon en nuestra contra por años tratando de frenarnos o desaparecernos y ahora resulta que quieren ser de los nuestros. Que conveniente.
Un gran ejemplo de esto es el caso de Goose Island en México. Goose Island era una cervecería independiente de Chicago con un mercado algo local y con unas cervezas de calidad mundial. Tuve la fortuna de trabajar en su planta de producción en Fulton Chicago y fue donde me desarrolle como cervecero profesional cuando aún era independiente. En el 2011 la empresa fue adquirida por ABInbev con la idea de adquirir también la penetración de mercado que tenia la marca en EUA y ganar una buena rebanada del pastel independiente de EUA. La planta de Fulton solo tiene capacidad de producción para satisfacer el mercado del Midwest, es decir Illinois, Wisconsin, Indiana, Missouri etc. AB Inbev llevo la producción de las cervezas de línea de Goose Island a su planta de producción masiva en Nueva York para distribución global. Cabe destacar que al menos en EUA la Brewers Association define a una cervecería independiente cuando menos del 25% del capital no provenga de empresas transnacionales. Goose Island fue comprado en su totalidad lo cual inmediatamente le quita el titulo de cervecería independiente. En México cervecería Modelo o más bien Inbev creó la plataforma de Beerhouse, una plataforma de distribución de cervezas artesanales o independientes y cervezas importadas; Una excelente forma de atacar y tener presencia en el nicho cervecero independiente el cual nosotros creamos. En esta plataforma Beerhouse compra y distribuye cervecerías independientes mexicanas e extranjeras, lo cual me parece una buena opción de cliente para muchas cervecerías independientes ya que garantizan un buen flujo de efectivo y claro una buena venta. Todo bien.
Yo no tenía ningún problema con esto, ellos hacían lo suyo y nosotros lo nuestro. Pero en el último año Modelo empezó hacer de nuevo sus prácticas “monopólicas” con esta plataforma. Con la introducción de Goose Island a México a través de Modelo y Beerhouse, Modelo inicio una gran campaña millonaria de introducir Goose Island como una cerveza artesanal por todo México (al menos eso aparenta). Esto es lo que me molesta.
Ahora resulta que están ofreciendo miles o millones de pesos a restaurantes para adornar todo el establecimiento de Goose Island a cambio de que solo se vendan sus marcas y bueno algunas otras que adivinen cuáles son? Pues la que maneja Beerhouse y si no eres parte del catalogo de Beerhouse difícilmente puedes entrar. Lo más frustrante de esto es que ofrecen catas y venden cervezas del grupo Inbev International como cervezas independientes o artesanales, incluso educan a los consumidores y meseros diciendo que las cervezas que venden son independientes o artesanales (en algunos casos). Esto causa una gran desinformación en el mercado ya que muchos consumidores que a lo mejor no están bien informados en la industria se van con la finta que están apoyando a una cervecería artesanal o independiente. Son cervezas excelentes y pues ya son cervezas que encuentras en cada esquina en tiendas de autoservicio a un precio muy accesible. No tengo nada en contra en que vendan sus cervezas y menos en que la gente las consuma. Este movimiento cervecero empezó con la idea de que los consumidores de cerveza tuviéramos opciones de cervezas y ya las tenemos pero ahora es gato por liebre. Me molesta que no tengan ni poco respeto por los cerveceros que creamos y luchamos día a día por este nicho. Nosotros no tenemos los millones de dólares que ellos tienen para publicidad y distribución. Estamos todo el día produciendo la mejor cerveza a nuestras capacidades y tecnologías disponibles. Para que una cervecería grande venga con una cerveza “artesanal” de Chicago producida en NY la cual no sabe a la que se producía en Chicago (créanme en eso) posiblemente porque abarataron ingredientes y redujeron procesos, aunque sigue siendo una buena cerveza. Lo mismo pasa en Heineken México con Affligem y con la nueva adquisición de Lagunitas Brewing en California no duden que no tardan en llegar hacia acá. Lo cual me parece perfecto. Lo único que pedimos los verdaderos cerveceros independientes es que nos respeten a nosotros y a nuestro trabajo. No vendan sus cervezas como Craft, artesanal o independientes, porque no lo son. Véndanlas como lo que son; Excelentes cervezas de una Macro- cervecería multinacional.
Y a ti como consumidor te pido que apoyes a tus cervecerías locales cuando puedas. Pregunta en establecimientos por cervezas independientes verdaderas y si no las tienen exígelas. Hay que trabajar en generar una cultura de consumir productos independientes locales para apoyar las economías de nuestros pueblos o ciudades sea lo que sea el producto. Recuerda que las cervecerías independientes mexicanas son las verdaderas cerveceras mexicanas y que cada año somos más y mejores. La cerveza independiente mexicana está ganando terreno y prestigio en todo el mundo y tú puedes ayudar a que mejoremos y crezcamos nosotros y nuestras comunidades.
Como puedes ayudar?
– Exige cervezas artesanales o independientes verdaderas.
– Trata de apoyar a tus cerveceros locales. Usamos solo los mejores ingredientes del mundo con lo mejor que las tecnologías tiene para ofrecernos para brindarte una mejor cerveza. Esto en lugar de usar ingredientes de dudosa calidad para reducir costos y sabores como las grandes.
-Cuando consumas una cerveza independiente o artesanal no olvides de compartirla en tus redes sociales con el#cervezaindependiente hagámoslo viral.
Les dejo la liga del Beerectorio, en el se pueden dar cuenta de las cervecerías independientes por estado en México y así podrán estar algo más informados en situaciones de confusión.
Esto es solo Parte 1 del tema. Tengo mucho que decir pero necesito tiempo para organizar mis ideas y así poder ser más congruente, si es que lo logro. En mi próxima entrada hablare un poco del tema de las maquilas y lo que pienso de ellas.
Si estás de acuerdo con mis ideas y forma de ver las cosas por favor comparte y comenta. Si no estás de acuerdo pues también comenta, no estoy cerrado a ningún punto de vista diferente o mentada de madre!
Fuente: http://propagandabrews.blogspot.mx/2016/05/la-interminable-lucha-contra-goliat.html
Autor: Jose Luis Calderoni
Fecha de Publicación: 16/05/2016

Adulteran origen de cerveza ‘artesanal’

Las cervezas artesanales, que hace un par de años representaban solo el 0.5 por ciento del mercado mexicano, se han convertido en un nicho apetecible no solo para consumidores sino para las grandes cerveceras, que han iniciado la compra de varias marcas, sin revelarlo a los consumidores.

Esta estrategia comercial, es considerada por los pequeños productores como una práctica que viola el artículo décimo de la Ley Federal de Competencia Económica, que condena las prácticas de monopolio.

Desde hace un par de meses, Grupo Modelo, que junto con Cuauhtémoc Moctezuma acapara alrededor de 98 por ciento del mercado de cerveza tradicional, comenzó a comprar, en completa discreción, a pequeñas productoras que eran artesanales.

Compran la marca y la producen en sus fábricas, pero la siguen vendiendo como si fuera artesanal, aunque reducen el costo de producción y tienen mayor oportunidad de distribución.

Entre las compras concretadas están las firmas Bocanegra y Cucapá con una sola marca cada una, las de Cervecería Mexicana, que engloba al menos nueve marcas como Mexicali o Río Bravo, y la absorción de Cervecería Tijuana, que implicó siete marcas, entre ellas Tijuana Morena y Rosarito Beach.

Jesús Briseño, dueño de Cervecería Minerva e integrante de la Asociación de Cerveceros de la República Mexicana (Acermex), explicó que esta modalidad afecta su entrada a ciertos establecimientos porque a pesar de la prohibición de prácticas monopólicas en la ley, aún no se han eliminado los contratos de exclusividad para la distribución de cerveza.

“Modelo compra sus propias cervezas artesanales y el restaurantero adquiere una línea de crédito de no sé, 10 millones de pesos que puede pagar a tres años, pero Modelo le dice: ‘mira, ya tengo todas estas cervezas artesanales, si me compras a mí éstas, baja tu deuda o no te cobro intereses’, y es la manera de que ellos accedan”, explicó Briseño.

Aunque la adquisición de estas cervezas artesanales se mantenía bajo cláusulas de confidencialidad, registros del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (Impi) en manos de LA CAPITAL, prueban la propiedad de Grupo Modelo.

Gato por liebre

Otra denuncia de los productores artesanales es que esas marcas siguen vendiéndose como artesanales cuando ya no cumplen con ser independientes, pequeñas y tradicionales, además de otras características que tienen que ver con el volumen, ingredientes y procesos de producción.

El costo promedio de producción de una cerveza artesanal es de 25 pesos, mientras que el de una comercial va de 12 a 15 pesos. A esta cantidad se suma el impuesto de 26.5 por ciento, que aumenta el precio para el consumidor debido a que el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en las cervezas no está homologado. Esto implica una doble ventaja del grupo cervecero comercial.

LA CAPITAL solicitó su postura a Grupo Modelo, quien no respondió. También a Maribel Quiroga, Directora de Cerveceros de México, quien a través de su vocera, aseguró que no está enterada de esta problemática y que no tiene quejas por parte de artesanos asociados.

Con informción de: http://www.lacapitalmx.com/subterraneo/adulteran-origen-de-cerveza-artesanal

Cerveza artesanal, radiografía de un crecimiento acelerado

La industria cervecera artesanal es un sector relativamente nuevo que empezó a crecer a un ritmo sostenido de entre 30 y 40% anual, encontrando un nicho de mercado en el consumidor gourmet. Tan solo en este año, varias cervecerías planean crecer entre 35 y 200%.

En 1995 solo se tenía registro de una empresa cervecera, Cosaco; ahora existen más de 500 cervecerías artesanales en nuestro país, comenta Paz Austin, directora de la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex), la cual agrupa exclusivamente a cervecerías artesanales y tiene 31 agremiados.

“Hace 10 o 12 años que empezaron a salir las cervezas artesanales era muy difícil para ellos competir. Después se abrió paso en los restaurantes, se generaron festivales y creció la cultura cervecera. La base inicial con la que empezamos fue de 300 cervecerías, ahora vamos en más de 500”, explica Austin.

A la cabeza

México es por excelencia un país cervecero, tanto en producción como en consumo. En 2015 pasó a ser el cuarto productor de cerveza más importante del mundo con 143 millones de hectolitros, solo después de Estados Unidos y China. Durante ese mismo año el consumo fue de 71.1 millones de hectolitros, lo que equivale a que cada mexicano consumió 60 litros al año.

Sin embargo, la participación de las cervezas artesanales es de menos del 1%; para el cierre de 2014, se comercializaron 100 mil 005 hectolitros de cerveza artesanal, de acuerdo con Maribel Quiroga, directora de Cerveceros de México, agrupación que tiene a 17 miembros.

“La industria cervecera genera 56 mil empleos directos, de los cuales 2 mil 150 corresponden a las compañías artesanales. El crecimiento es sostenido y constante, calculo que de 30% anual. Tenemos 380 millones de pesos en venta. Aunque no hay datos duros, apenas estamos haciendo un proyecto de investigación para hacer el primer padrón de la cerveza artesanal que se dará a conocer a mediados de año”, comenta Austin.

República cervecera 

Para llegar a estas cifras el camino no ha sido fácil, muchas se han quedado atrás debido a los altos costos. “Una pequeña cervecería debe invertir entre 450 mil y 500 mil pesos para comprar maquinaria y producir mil litros al mes, eso sin contar que debe importar los insumos”, sostiene Guillermina Gutiérrez, de Fiebre de Malta, uno de los establecimientos que surgió a raíz de este crecimiento.

Una de las primeras cervecerías que se han mantenido es Minerva, empresa jalisciense. “El primer proyecto fue un restaurante con cervecería llamado Tierra de Malta en 2003. Al año siguiente se nos presentó la oportunidad de comprar maquinaria a una empresa que había cerrado en Estados Unidos, así fue como nació Minerva. Era una maquinita que hacia 3 mil litros al mes -30 hectolitros-. El año pasado, hicimos 14 mil 500 hectolitros y este año planeamossubir a 20 mil hectolitros”, comenta Jesús Briseño.

Jaime Andreu, de Primus, uno de los pioneros en el mercado junto con su primo Rodolfo Andreu, señala que producían 20 cajas de cerveza al mes. Hoy en día están comercializando 3 mil 500 cajas mensuales. “El crecimiento ha sido bastante importante, muchas empresas quisiera estar creciendo al ritmo del 20 o 30% anuales año con año”, comenta Andreu.

El incremento ha sido igual para otras pequeñas empresas como Calavera, ubicada en el Estado de México. “Estamos produciendo 8 mil litros al mes, pero cuando empezamos en 2008, hacíamos tal vez 400 litros mensuales. Nuestra proyección es llegar a 20 mil litros mensuales”, comenta Gilbert Nielsen.

Aunque nada es casualidad, este boom es algo que se había predicho desde hace una década. Esteban Silva, originario de Colima, hizo un estudio de mercado y vio que iba a haber un crecimiento en este ramo, a partir de eso, reunió inversionistas para crear Cervecería de Colima, empresa que producen 60 mil litros mensuales, comenta Jaime Daniel Contreras, de Cervecería de Colima.

La capital de la cerveza

Baja California se perfila como una de los estados con mayor producción cervecera del país. “En Tijuana tenemos registradas en la Asociación de Cerveceros de la Baja a 31 miembros, hemos contabilizamos hasta 65, en todo el estado deben ser 110. La producción ha crecido a doble dígito. Somos de las empresas más grandes que todavía no exportamos. Estamos produciendo en Ramuri 30 mil litros al mes”, explica Sergio Michel de Cervecería Ramuri y tesorero de la Asociación de Cerveceros de la Baja.

La competencia no ha sido fácil, pero se han diferenciado del resto por su calidad. “En 2011 hicimos un pequeño evento donde estábamos cuatro cerveceros, así fue como nació Ensenada Beer Fest. Este año fueron 85 cerveceros de todo el país.

“En La Canneria producimos 2 mil litros al mes, a partir de julio produciremos 15 mil litros”, explica Francisco Talamonte, dueño de La Canneria y organizador de Ensenada Beer Fest, uno de los festivales más importantes del norte del país.

“Amargos” retos

Una de los trabas que detiene el crecimiento de este sector son los impuestos debido a que “pagamos tres veces más que los industriales; es lo que nos tiene atorados. Calculamos que pagamos 98 millones de pesos en cuestión de IEPS -Impuesto Especial sobre Producción y Servicios-, si se autoriza que se nos aplique una cuota fija va a ser un crecimiento del 120% anual en generación de empleos y de la industria”, sostiene Austin.

También se tiene contemplada la constitución de un Consejo Regulador que regle y defina las características de una cerveza artesanal para cuidar la calidad y que las empresas operen bajo el marco de la ley. Además de seguir creando mayor cultura cervecera, siempre bajo el esquema del consumo responsable, finaliza la directora de Acermex.

Con información de: http://www.animalgourmet.com/2016/04/27/cerveza-artesanal-radiografia-de-un-crecimiento-acelerado/